Satisfacción contenida por el Fin de Semana Cidiano

Casi el 100% de los visitantes recomendaría el evento a familiares y amigos, dándole una nota de 8,3 sobre 10

El Observatorio de Turismo detecta fallos en su promoción exterior, ya que la mayor parte de los turistas desconocía su existencia

El gasto medio por visitante fue de 185 euros, lo que se tradujo en incremento de ingresos para el sector hostelero

Satisfacción contenida por el Fin de Semana Cidiano
Decenas de caballeros recorrieron las calles de Burgos. GIT

La sexta edición del Fin de Semana Cidiano ha sido, en líneas generales, un éxito. Lo dicen la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería, el Ayuntamiento de Burgos y los propios turistas que pudieron disfrutar, durante los días 4 y 5 de octubre, de una ciudad de regreso al medievo. Sin embargo, y para garantizar que la satisfacción pueda ser plena en próximas ediciones, hay algunas carencias a solventar, fundamentalmente las de promoción del evento fuera de nuestras tierras. Al menos así queda constancia en el informe elaborado por el Observatorio de Turismo.

“En líneas generales ha sido un éxito”

A modo de proyecto piloto, la entidad ha realizado encuestas entre los turistas que visitaron la ciudad durante el Fin de Semana Cidiano. Con la ayuda de 14 estudiantes de la Universidad de Burgos, principalmente del Grado de Turismo, se realizaron 801 entrevistas, de las que se extrajo una primera conclusión. El 98,5 por ciento de los visitantes recomendarían a familiares y amigos el Fin de Semana Cidiano, y la valoración media del evento alcanza el 8,3 por ciento sobre 100. Es decir, la cita cultural y turística genera “una altísima satisfacción” entre los participantes.

Por casualidad

Sin embargo, un porcentaje muy elevado de los entrevistados reconocía que se había “encontrado” con el Fin de Semana Cidiano, es decir, que habían planeado un viaje a Burgos pero sin ser conscientes de que este evento tendría lugar. De ahí que, reconocen tanto desde la Federación de Empresarios de Hostelería como desde el Ayuntamiento, la necesidad de seguir trabajando en la promoción fuera de Burgos. De hecho, el presidente del gremio, José Luis López, destaca el gran incremento de visitantes procedentes del País Vasco como consecuencia de actos de promoción.

El Espolón se queda pequeño, según los hosteleros. GIT

El Espolón se queda pequeño, según los hosteleros. GIT

Unos quince días antes del Fin de Semana Cidiano se consiguió que el evento apareciese recogido en medios de la comunidad vecina, de ahí que el 14,6 por ciento de los turistas fuesen vascos y que, de ese total, el 45,3 por ciento dijese conocer el evento antes de visitar Burgos. En Castilla y León ocurre prácticamente lo mismo, con un 46,7 por ciento de los visitantes que ya sabían de la existencia del Fin de Semana Cidiano, pero los datos no son tan halagüeños cuando hablamos de Madrid o Cataluña, porque ni siquiera un 15 por ciento de los que estuvieron en la ciudad reconocía haber oído hablar de la cita.

El Ayuntamiento ya se ha comprometido, de cara a la próxima edición, a desarrollar un campaña fuerte de promoción. Será la principal colaboración municipal para el evento y muy necesaria, puesto que López reconoce que juegan con un presupuesto muy reducido. La Federación de Empresarios de Hostelería costea toda la organización, pero requiere de apoyo externo para estas otras cuestiones. Además, gracias también al Observatorio de Turismo, se puede conocer con precisión a qué público objetivo se debe destinar la publicidad. El estudio es “la fórmula ideal para saber qué terreno pisamos”, asegura López.

Económicamente interesante

“El Observatorio de  Turismo es la fórmula ideal para saber qué terreno pisamos”

El visitante tipo del Fin de Semana Cidiano es una pareja, de entre 40 y 50 años, nacional y que planifica personalmente sus viajes. La mayor parte de los turistas procedían de Madrid, Castilla y León y el País Vasco. El gasto medio ascendió a 185 euros por persona, lo que supone “una repercusión económica a tener en cuenta”, insiste el presidente del Instituto Municipal de Cultura, Fernando Gómez. El 80 por ciento de los restaurantes y el 60 por ciento de los hoteles reconocen haber incrementado sus ingresos durante el Fin de Semana Cidiano, y un 30 por ciento incluso haber tenido que hacer contrataciones de personal extra.

En términos generales, el evento ha sido satisfactorio para el sector y para la ciudad. Mejoras hay que hacer, como por ejemplo, ampliar los espacios de desarrollo de actividades, porque el Paseo del Espolón “se queda pequeño”. El presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería habla de salirse de los alrededores de la Catedral, hasta nuevas zonas como la Plaza de San Juan. También propondrá a la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico una iniciativa para quemantengan abiertos los comercios durante el evento, una especie de Noche Abierta especial.